Home » Artículos » Los secretos de “La Habitación Azul” de Picasso
Picasso-habitacion azul

Los secretos de “La Habitación Azul” de Picasso

En 1901, Picasso pintó La Habitación Azul, una obra prodigiosa y fascinante que contiene muchas de las claves  del genio malagueño y un gran secreto que marcaría su obra posterior.

No, no se trata de lo que les han explicado hasta ahora: habrán leído que hace un año se descubrió otra obra debajo de la visible y se han buscado claves secretas al calor de “El Codigo da Vinci”,  sin encontrar nada relevante.

Hay muchísimas claves pero Picasso no escondió ninguna…porque casi todas están a la vista ! Vamos a verlas juntos.

Les adelanto que algunas las podremos resolver y otras solo conjeturarlas…pero les invito a plantearse las preguntas.

La habitacion azul, 1901

1.- El  falso enigma: La obra oculta descubierta, el retrato de un hombre con barba y pajarita.

 No debe sorprender a nadie, por aquel entonces (primavera de 1901) Picasso preparaba su 1ª exposición en París: pintaba frenéticamente (hasta 3 obras diarias durante semanas) y debió reciclar mucho material.

En la Phillips Collection, donde está la obra, lo sabían desde hace tiempo: ya en 1954 un conservador consignó que el grueso de las pinceladas no se correspondía con el movimiento de la escena. Simplemente no dispusieron de la tecnología de escaner hiperespectral hasta el 2014.

vista rayos X La habitacion azulEn todo caso sí queda un enigma no resuelto, una clave que resta oculta tras las capas de pintura ¿quién era la figura retratada? Los relatos sensacionalistas  escribieron sobre “un fantasma” y se limitaron a dejar la pregunta en el aire.
Pues tal vez lo revelemos al final del artículo.

2.- Las primeras Pistas que SÍ nos da Picasso: Toda la obra es un compendio de sus primeras influencias en París: Ya lo comentó Magaly González en nuestro facebook : “en la pared está colgada “May Milton”, litografía de Toulouse-Lautrec“.
Y Alex de Viña remató: “Creo ver en las flores sobre la mesa un famoso cuadro de Cezanne. Hay secretos por fuera y por dentro de esta misteriosa obra, muchos mensajes por descifrar”.

Como anota Rafael Gonzalez Alvarado, también es clara la inspiración en Van Gogh y su “Habitación de Arles”.

Y por supuesto el tema es el mismo que compuso Degas en sus distintas versiones de “La Tina”. Hay una gran diferencia con Degas, fíjense bien: la obra de Picasso está fuera de foco ¿la quiso pintar así? ¿se había tomado una absenta de más? ¿ó había lágrimas en sus ojos? Ustedes mismos juzgarán al final del artículo.

3.- La verdadera clave de la obra no es el tema, sino la ubicación (el lugar) y la modelo.

Antes de desvelarla, necesito explicarles una pequeña historia para aquellos que no la conozcan:

Picasso fue a París por 1ª vez en 1900 con su compañero de fatigas Carles Casagemas, inseparables amigos de la Llotja, els 4 Gats y los ambientes de la calle Avinyó. Se instalan en el antiguo estudio del pintor Isidre Nonell, amigo común de Barcelona. Nonell, además, en el ambiente más canalla y bohemio de Montmartre les presenta a  Laure Gargallo, modelo conocida como Germaine y se produce un fatal triángulo:
Casagemas se enamora de Germaine, pero ésta no le corresponde porque quien verdaderamente le gusta es … Picasso.

Apunten estos nombres: Casagemas-Isidre Nonell-Germaine

Resumiré tanto que iré directamente al final: Casagemas, enloquecido por su amor no correspondido, dispara a Germaine (fallando) y se suicida. Picasso estaba en Madrid y nunca se lo perdonó; en parte porque habían discutido y sobretodo convencido que de estar allí su amigo seguiría vivo.

Fue un golpe tremendo para Picasso, Artur Ramon, desvela en su libro «Nada es bello sin el azar» el recuerdo de Manuel Pallarès, su otro amigo de la Llotja, cuya íntima amistad llegó hasta la ancianidad: “Nadie lo vivió como Picasso, que se obsesionó con ese suicidio hasta el punto de dedicarle varios cuadros en los que recreaba a su amigo muerto o su entierro a la manera de aquel célebre que hizo El Greco para el señor de Orgaz.
Artísticamente hablando, hubo un antes y un después en la obra de Picasso, quién a partir de este incidente inició su etapa artística conocida como el período azul entre 1901 y 1904″ .

Hasta aquí el tema es conocido, Picasso inicia su periodo azul a raíz del suicidio de su íntimo amigo Casagemas. Pero volvamos a “La Habitación Azul” y sus claves…

Después del suceso,  sus amigos arropan a Picasso en Barcelona, en Málaga, en Madrid…
Pero el célebre marchante Ambroise Vollard , que había lanzado la carrera de Gauguin, Matisse,  Cézanne ó  Renoirle ofrece realizar una 1ª exposición en París junto a Francisco Iturrino: Picasso regresa a la ciudad del Sena y como sabemos se pone a trabajar frenéticamente para su debut,  pero uno de los lienzos lo reutiliza para pintar la obra que nos ocupa.

No se lo creerán:

Esa “habitación azul” es el estudio de su difunto amigo

¿Y la modelo? … Se trata de Germaine.

¿Por qué Picasso al volver a París, se encierra en el piso que compartía con su amigo suicidado –Casagemas-, se pone a pintar como el antiguo inquilino –Nonell– y pinta a Germaine  (que en su opinión había destruido a su amigo) desnuda bañándose?

¿Por qué?

Se sabe que Picasso sentía que su obra estaba repleta de agentes mágicos que podían intervenir en su vida, creía en una relación de causa-efecto entre lo que pintaba y lo que sucedía en su vida, y posiblemente esa es la clave del lienzo:

Todos los fantasmas de Picasso están en el cuadro, es el Arte como forma de magia conectada a un primitivismo integral:  elimina la frontera entre el arte y la vida.

Como reflejó Platón en su mito, como un hechicero que elabora una máscara para exorcizar el temor que representa, “La Habitación Azul” es una batalla entre su poder creativo demiúrgico  y la realidad que quiere transformar.

Añado el certero análisis de Sebi Morente: la mujer es a menudo representada  como epicentro de pecado y tentación; es una alegoría que limpia con el agua su pecado. El color azul trasmite frialdad: la de ella ante los hechos. Y la que quiere adquirir Picasso para distanciarse del suceso.

Pero aquella batalla la perdió: esos fantasmas volverán una y otra vez a su mente, torturándole, hasta que finalmente le conducen a una grave depresión, que le llevará a la ruina económica y anímica y que artísticamente se traduce en la época azul: Tonos y temas muy cercanos a… Isidre Nonell: tragedia, miseria y exclusión social.

Ah ! ¿y quién era la figura oculta retratada bajo la habitación azul? El hombre de barba y pajarita…

Probablemente el célebre marchante y galerista Ambroise Vollard, el hombre que le pidió que volviera a París aquella fatídica primavera de 1901.

Picasso-La Habitación Azul

"Entra en la comunidad de Galerias De Arte"
Un mail al mes (o máximo dos) con todas las novedades

Sobre Edi Kastas

Librepensador. Estado civil: Siniestro total. Estudios: poco cuajados.